NUESTRA HISTORIA

¿Sabíais que un pingüino es capaz de nadar a 30 km/h en el agua? ¡Increíble,verdad! El protagonista de nuestra historia no es el pingüino, sino el agua.

Descubrimos el agua en Suiza tras largas jornadas de trabajo en multinacional y posteriormente con el embarazo de nuestro hijo Philippe. Libertad, serenidad y bienestar era lo que sentíamos cada vez que íbamos a nadar y cuando asistíamos a las sesiones de preparto en el agua.

Philippe nació y quisimos seguir ligados al agua. Empezamos a asistir a talleres y charlas sobre educación y a leer numerosos libros al respecto. Nos llamó mucho la atención lo imprescindible que es el movimiento, durante los primeros 6 años de vida, para un buen desarrollo físico, intelectual y emocional.

A través de nuestra propia experiencia con Philippe, vimos como el agua le llenaba de alegría, le permitía moverse libremente y despertaba su imaginación.

Tanto nos impactó, que viajamos a diferentes países, Suecia, Dinamarca, EEUU…, en busca de las mejores escuelas acuáticas infantiles del mundo con el fin de crear lo que ahora conoces como Penguins. Un lugar donde tu hijo crecerá feliz y adquirirá la agilidad que caracteriza a los pingüinos en el agua y donde las futuras mamás disfrutarán de una actividad extraordinariamente gratificante y beneficiosa para ellas y sus bebés.

¡Os esperamos en el agua!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies